Poema para Dios

“Dios es amor
Amor, ese regalo es para ti
Un amor sin límites.
Un amor que no te juzga por el color de tu piel, tu aspecto físico
ni tu manera de hablar.
Un amor generoso.
Un amor que comparte, que se interesa por los demás.
Un amor vivo, vibrante, cálido y bondadoso.
Un amor incondicional y eterno.
Un amor paciente en un mundo intolerante.
Un amor que comprende esas interioridades y necesidades tuyas que
no captan los demás.
Un amor tierno y gentil en un entorno en el que imperan la frialdad
y la dureza de corazón.
Un amor que te consuela en tu dolor y tu soledad.
Un amor que te tiende la mano cuando atraviesas un mal momento.
Un amor alegre y risueño.
Un amor que te infunde paz en tiempos tormentosos.
Un amor que siempre da con una solución.
Siempre podrás contar con Mi amor.
En cualquier lugar, en todo momento, de día y de noche.
Mi amor descenderá al más profundo abismo para salvarte,
irá a cualquier extremo para rescatarte.
No se detiene ante nada, se entrega incansablemente.
Te concedo Mi amor, infinito y fiel.
Mi amor te tranquilizará cuando algo te perturbe, te dará reposo cuando
te invada el cansancio, fuerzas cuando te sientas incapaz de continuar.
Mi amor aplacará tus temores y te alentará cuando te asalte la desesperación.
Mi amor puede sanar tu cuerpo doliente y aliviar tus penas y sufrimientos.
Mi amor calmará tu desasosiego y desvanecerá la tensión,
las preocupaciones y el estrés.
De regalo en este día te ofrezco Mi Amor.
Siempre te lo he querido dar. ¿Lo aceptas?”